Blog

Mejores Ollas Express de 2018

La olla a presión ha existido desde hace ya un buen tiempo. Fue muy popular por allá por la década de los 50s y 60s. Pero sorprendentemente, había sido un objeto que poco había evolucionado desde entonces, y aunque siguieron siendo populares, no había cambiado básicamente en nada. Fue a partir de hace unos pocos años que las ollas express comenzaron a ser mejoradas, y hoy día tenemos las impresionantes ollas rápidas.

Aunque realmente funcionan bajo el mismo principio de una olla express ordinaria, sí que son más rápidas ahora. Como su predecesora, esta olla es un recipiente metálico cuya tapa se cierra herméticamente, provocando que la presión no se libere y sea incluso más alta que la de la atmósfera. En otras palabras, concentra el calor y eleva la temperatura a grados más altos que una olla convencional.

Generalmente, las mejores ollas a presión son fabricadas con materiales muy buenos para que sean duraderas, resistentes y seguras. El más común de todos es el acero inoxidable, que además ayuda a que la olla siempre luzca atractiva y reluciente. Sin embargo, también las podemos conseguir hechas de aluminio.

¿POR QUÉ DEBO COMPRAR UNA OLLA A PRESIÓN?

  • Al conseguir una temperatura más alta, entonces el tiempo de cocción de los alimentos es menor. Si estáis pensando en alguna excusa para comprar una olla rápida, pues, ciertamente esa es la principal. Las personas las buscan para ahorrar tiempo en la cocina.
  • olla express¿Os preocupa que vuestras comidas no están siendo lo suficientemente nutritivas? Si es vuestro caso, una olla rápida podría ayudaros significativamente a aprovechar y absorber los nutrientes y vitaminas que contienen los alimentos. Con una olla tradicional, las vitaminas, –como el complejo B–, se destruyen con facilidad al estar mucho tiempo expuestas al agua caliente. Como la olla express requiere menor cantidad de agua y, al mismo tiempo, necesita menos tiempo, ayuda a conservar todos los nutrientes. Así cuando coméis, podéis ingerir la mayor cantidad de vitaminas y minerales como sea posible.
  • Las mejores ollas a presión son siempre fabricadas con materiales de la mejor calidad, y aunque puedan ser algo costosas, estaréis comprando un producto para mucho, verdaderamente mucho tiempo. Haréis una inversión muy inteligente.
  • Además de facilitar la vida de las personas, las ollas rápidas son cada vez más seguras. Son diseñadas con varios sistemas de seguridad para prevenir cualquier tipo de accidentes.

¿CÓMO ELEGIR LA MEJOR OLLA RÁPIDA?

‘Mejor’, en la mayoría de los escenarios, está repleto de subjetividad. Y en lo que a comprar se refiere, —electrodomésticos, equipos electrónicos, ropa y un largo etcétera— casi siempre lo que es mejor para uno, tal vez no lo sea tanto para otro.

La mejor olla express no tendrá que ser siempre la más cara (aunque si es demasiado barata, seguramente estáis comprando algo de mala calidad) pero sí será la que más satisfaga vuestras necesidades.

En el mercado hay cientos de modelos con tantos propósitos diferentes que a veces nos podemos sentir confundidos y muy indecisos, pero más allá de los colores, la caja donde esté empacada o si incluye o no un recetario, hay aspectos mucho más importantes y relevantes para elegir la mejor olla rápida. De hecho, hay 3 que son indispensables tenerlos en cuenta:

Capacidad

Por supuesto, este es el aspecto más importante. La buena noticia es que no es tan complicado dar con la capacidad que necesitáis. Si lográis acertar con la capacidad correcta, entonces habréis ganado ya bastante terreno. La pregunta clave sería para cuántas personas vais a cocinar.

La parte que puede ser confusa es que la capacidad de la olla se mide en litros, y aunque una olla puede ser para 6 litros, esa sería la capacidad máxima. Sin embargo, la capacidad útil es menor puesto que no podemos llenarla de alimentos hasta el tope. Dicha capacidad útil puede variar considerablemente dependiendo de los alimentos que se vayan a cocinar.

Un buen ejemplo serían las pastas o el arroz, que son alimentos que se inflan al ser cocinados, entonces ocupan un espacio mayor que el que ocuparon en un principio. Esto debe tomarse muy en cuenta. En contraste con las carnes o vegetales, que mantienen su tamaño.

Para mostraros una idea un poco más sencilla de cómo elegir la capacidad correcta os dejaré las diferentes capacidades y la cantidad de personas para las que son ideales:

  • Olla de 2,5 litros: 1 persona
  • Olla de 4 litros: 2-3 personas
  • Olla de 6 litros: 4-5 personas
  • Olla de 8 litros: 6-7 personas
  • Olla de 10 litros: 8-9 personas

Altura

Al igual que la capacidad, la altura de la olla que vayáis a comprar también es importante. En este caso ya no tiene que ver el número de personas para las que se va a cocinar sino los alimentos y recetas que se piensan preparar en ella.

olla a presion

A una olla express alta, por ejemplo, se le puede poner un cestillo para preparar comidas al vapor. Algo que difícilmente lograríais en una olla baja porque el agua entraría en contacto con los vegetales.

Por otro lado, cuando una olla express es alta, lo normal es que sea menos ancha, entonces el espacio que ocupa en la estufa es menor, permitiendo colocar otros utensilios, como sartenes y cacerolas y de igual manera se puede trabajar con comodidad.

Si estáis considerando más una olla rápida baja, pues también tiene unas cuantas ventajas. La más destacada, estoy seguro que la mayoría coincidirá, es que nos ahorramos los sartenes, porque además de usarla para cocinar a presión, también es posible hacer sofritos, freír diferentes alimentos e incluso, hacer comidas a la plancha. Las ollas bajas, técnicamente son más pragmáticas y multifuncionales.

Tal vez elegir entre una olla alta o baja sea un poco más complicado, pero considerad lo que más os gusta comer y lo que más necesitáis. Nada hacéis comprando una baja pensando usarla como sartén si ya tenéis sartenes y carecéis de una olla para cocinar al vapor.

Comprar el set de ollas o solo una

Esto, además de depender de vuestro presupuesto, dependerá de cuánto queráis usar estas ollas o para qué tantas cosas las necesitais. Claro que si comprais un set, os vais a ahorrar un buen dinero. Si os inclinais por esta última opción, elegid un set que cuente con tamaños y capacidades bastante diferentes.

Generalmente vendrá una olla express grande de entre 6 y 8 litros y una pequeña. Procurad que la pequeña sea de unos 3 litros para que tengas un abanico de posibilidades más amplio a la hora de cocinar.

CUÁLES SON LAS MEJORES MARCAS Y LAS OLLAS MÁS POPULARES

Como ya lo he dicho anteriormente, existen infinidad de ollas express, pero siempre tenemos un selecto grupo de marcas que ofrecen modelos muy famosos y que son los más vendidos, los que tienen mejores críticas y opiniones.

olla rapidaEn España, por ejemplo, la Kuhn Rikon DUROMATIX INOX es de las más vendidas. Hecha de acero inoxidable y de hasta 8 litros es un peso pesado de las ollas rápidas, pesado al igual que su precio que ronda los €190. Tal vez la mejor olla express de esta lista.

La WMF Perfect Plus, que en realidad son dos ollas, una alta de 6,5 litros y otra baja de 3 litros la convierte en la combinación ideal para cocinar básicamente lo que queráis. Eso sí, la inversión, aunque será para toda la vida, hay que considerarla pues rondan los €258.

Hasta ahora he citado modelos top, las mejores ollas a presión, pero también hay marcas destacables y de trayectoria que compiten en el mercado. Tenemos el caso de la Magefesa Practika Plus. Por €62 obtenéis una excelente olla a presión hecha en acero inoxidable, bastante grande: 7,5 litros y con hasta diferentes modelos de cocción: rápido o súper rápido.

En la misma categoría de la Magefesa, situamos la Fagor Rapid Xpress. Marca tradicionalmente apreciada por los españoles por ser confiable y duradera. Una olla express muy segura por sus diferentes válvulas y que además incluye un indicador de presión. Las podéis conseguir en su presentación de 4, 6 y hasta 8 litros.

CÓMO CUIDAR MI OLLA EXPRESS

Por más increíble que sea el material con el que son fabricadas, o sea de la marca más prestigiosa del mundo, debemos cuidarlas y hacerle su respectivo mantenimiento para que mantengan su espléndida apariencia y sigan siendo saludable.

Como cualquier otro utensilio de cocina, luego que lo usamos, tenemos que lavarlo con agua y jabón para que los restos no se adhieran a la olla y la manche. Lo mejor que se puede hacer es lavarlas con una esponja y evitar a toda costa que no incluyan ningún material abrasivo que las pueda rayar

Fácilmente podéis llevar la olla al lavavajillas, no hay de qué preocuparse. ¡Ah, la tapa sí que tenéis que darle a mano! Pero tampoco es que es gran cosa. Realmente no necesita de un mantenimiento muy especial. Bastará con lavarla adecuadamente, evitar que se caiga para que no se estropee y guardarla en un lugar seco, preferiblemente con la tapa hacia arriba, de esta manera se evita que se concentre la humedad dentro de la olla.