Blog

Mejores Arroceras de 2018

El arroz ha sido un alimento básico en la dieta de los seres humanos, sin importar el continente o país, sin importar la religión o la cultura. De hecho, las estadísticas afirman que es el cereal más consumido en todo el planeta. Las razones son simples: es muy fácil de cultivar, dura mucho tiempo después de haber sido cosechado y es fácil de transportar. Eso por parte de quien lo trabaja. Para nosotros, los consumidores, es un alimento bastante económico, de fácil preparación, delicioso y que aporta gran cantidad de beneficios a nuestro cuerpo.

La popularidad del arroz en nuestros platos todos los días ha propiciado la invención de herramientas que faciliten su preparación. La arrocera eléctrica es un gran ejemplo. No es más que un aparato (una olla) que nos ayuda a preparar un rico arroz de manera automática. En él se pueden preparar diferentes tipos de arroz como: blanco, amarillo, integral, jazmín, entre muchos otros.

Si bien es cierto que cocinar el arroz es muy sencillo, es un alimento que hay que vigilar mientras dura el proceso de cocción, por lo que la presencia humana es totalmente necesaria. Eso si queréis que el arroz quede en el punto óptimo. El gran beneficio de la olla arrocera es que apenas agregamos los ingredientes, la encendemos y listo. Ella se encargará del tiempo de la cocción para siempre tener un arroz perfecto.

CÓMO FUNCIONA UNA ARROCERA

arroceraLa popularidad del cocedor de arroz se ha extendido porque el resultado final es realmente bueno. Sin embargo, la verdad es que el funcionamiento no es tan impresionante como el de otros electrodomésticos. Luego que echamos la cantidad de arroz deseada dentro del recipiente, que generalmente es desmontable, el recipiente queda en contacto con las resistencias del aparato.

La resistencia convierte la electricidad que fluye a través de ella en calor y un termostato está encargado de regular la temperatura. Cuando la encendemos, el calor aumenta provocando el calentamiento del agua y el arroz pero controlando la temperatura para que el agua no se evapore.

Una vez finalizado el tiempo de cocción predeterminado, las mejores arroceras, incluso, muchas de las ollas arroceras baratas, cuentan con la opción mantener caliente. Así, cuando el arroz se va a servir está a la temperatura ideal, calientico como nos gusta.

¿REALMENTE NECESITO UNA ARROCERA?

Existen un sinfín de electrodomésticos para la cocina y si ya tenéis muchos de ellos, tal vez os preguntéis, ¿realmente necesito una arrocera? Pues, esa es una respuesta que yo no puedo dar por vosotros. Lo que sí puedo es comentar cuáles son los beneficios e inconvenientes de tener una arrocera eléctrica, así vosotros mismos analizáis y tomáis la decisión.

  • La freidora, panificadora o la plancha de cocina son electrodomésticos que (generalmente) se usan en ocasiones puntuales. Es decir, su uso no es tan frecuente si lo comparamos con las veces que comemos arroz. Este cereal forma parte de nuestra dieta cotidiana, lo comemos todo el tiempo. En otras palabras, utilizaremos más una arrocera que una freidora sin aceite. Técnicamente, una arrocera sería una electrodoméstico mucho más activo en nuestra cocina.
  • La cocción del arroz demanda de atención, exige nuestra presencia frente a la estufa durante los minutos que dure su cocción. Con una arrocera eléctrica podéis dedicar el tiempo y la atención a otra cosa, podéis adelantar algo más sin preocuparos de que el arroz se queme.
  • Muchas veces puede suceder que cuando vais a servir el arroz para comerlo, ya éste está frío. Tanto las mejores arroceras como la mayoría de las ollas arroceras baratas, son capaces de mantener la temperatura del arroz hasta que se sirva, a unos 65°C.
  • Generalmente, las ollas arroceras no se limitan a solo cocinar el arroz, sino que como trabajan con el vapor es posible cocinar diferentes vegetales y otros alimentos.
  • La inversión para adquirir este electrodoméstico no es tan alta, incluso si os interesa una de las mejores arroceras del mercado. Los precios oscilan entre los 20 y los 50 euros.
 
  • Más que nada, el inconveniente es el espacio que ocupará. Normalmente se usa con bastante frecuencia y estará siempre visible. Aunque no es demasiado pesada como para guardarla al terminar.
  • La opción de ‘mantener caliente’ a veces puede convertirse en desventaja si dejamos el arroz en la olla por mucho tiempo. Eventualmente, toda el agua se evaporará y quedará un arroz muy seco y no tan atractivo a la vista.
  • Dependiendo de la marca y modelo, en ocasiones hay recetas que no quedan como las imaginabáis y os tomará más de 2 intentos pillar el punto perfecto.

Espero que con esta lista de ventajas e inconvenientes os haya ayudado a esclarecer un poco vuestra mente. Si habéis decidido darle una oportunidad a este electrodoméstico, entonces os recomiendo continuar leyendo para que no te equivoquéis al elegir la arrocera.

LA VOY A COMPRAR, ¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA?

FUNCIONALIDAD

arrocera electricaAdemás de la marca de los productos, es la cantidad de funciones que ofrece lo que incrementa o disminuye su precio. Compara lo que estás pagando por los beneficios que recibirás a cambio. Normalmente una olla arrocera ofrece funciones como mantener caliente el arroz al finalizar la cocción. Pero si además es programable, tendréis la ventaja de tener el arroz listo a la hora que le hayáis especificado. Por último, y muy importante, la versatilidad de la cocción: prestad atención a los tipos de arroz que podéis cocinar en ella.

PRECIO

Como lo dije anteriormente, los precios de estos electrodomésticos no son tan elevados, especialmente si son de gama baja. No deberíais gastar más de €50 en ella. Si por el contrario, os interesa la mejor arrocera de gama alta, los precios ascienden hasta los €100.

CAPACIDAD

Este es un aspecto muy variable y a la vez sumamente importante porque hay que pensar en la cantidad de personas para las que se va a cocinar pero también en el espacio disponible en la cocina. Podéis encontrar arroceras de 0,6 litros, bastante pequeñas en realidad, ideales para una persona o para una cocina con muy poco espacio. Si no es vuestro caso, podéis elegir arroceras con capacidades superiores, de hasta 2,5 litros, más que suficientes para alimentar a una familia relativamente numerosa.