Blog

Página de inicio

¿Cómo podéis diferenciar una olla programable de una express?

panificadora

Para muchas personas pudiera ser muy difícil diferenciar entre una olla programable y una olla express. A simple vista es cierto que hay similitudes, pero si vemos de cerca, y especialmente sus funciones, nos damos cuenta rápidamente cuál es cuál. Por ejemplo, la regulación de la temperatura de la olla express es manual, pero en el caso de la programable, es 100% automática.

Además, los tiempos de cocción son un poco menores con una olla express, que en una olla normal, aproximadamente unas tres veces más rápidas. Asimismo, la presión concentrada tarda más en liberarse por completo. Por último, las ollas programables incluyen un temporizador, programación para que los alimentos estén listos a la hora que queremos y menúes para cocinar diversas recetas: sopas, estofados, pastas, entre otros.

¿Por qué comprar una arrocera?

No es un secreto que el arroz es un alimento muy importante en nuestra dieta. Lo consumimos todo el tiempo de diferentes maneras. Preparar el arroz requiere de nuestra presencia y atención para que quede delicioso. Sin embargo, una arrocera ofrece a sus usuarios ventajas como poder tener el arroz listo a la hora deseada porque se puede programar, puede servirse caliente porque cuentan con la opción ‘mantener caliente’ una vez la cocción ha terminado. Por último, son utensilios relativamente baratos y para usarlos todo el tiempo.

Diferencias entre un horno microondas y un horno sobremesa

Electrodomésticos parientes, muy similares en apariencia, dimensiones e incluso, en funciones. Eso sí, la manera en la que trabajan para conseguir los resultados es especialmente diferente, y más notable aún, el poder y el consumo de uno y otro. Por un lado tenemos el horno microondas: un aparato que fue ideado para calentar alimentos y descongelar. Generalmente se usa por poco tiempo pero no otorga cocciones particularmente atractivas. Por otro lado, el horno sobremesa es muchísimo más potente y el calor que genera hace que los alimentos se cocinen por completo. Por lo general, son más costosos que los microondas.

¿Freidora eléctrica con o sin aceite?

¿Satisfacer el paladar o cuidar el cuerpo? Difícil elección. Es la disyuntiva para elegir entre una freidora eléctrica normal y una sin aceite. Bueno, veamos las ventajas y desventajas de una y otra a ver si logramos inclinarnos por alguna. La primera, la freidora normal, nos ofrece alimentos fritos sumamente deliciosos y crocantes. Además, es más barata que el modelo sin aceite. Que a propósito, es más saludable por requerir muy poquito aceite y también es posible simplemente hornear
.
¿Desventajas? La freidora normal requiere de grandes cantidades de aceite, unos 3 litros por lo menos para usarla unas cuantas veces antes de sustituirlo y lavarla, proceso que no es tan agradable, y de hecho, la convierte un aparato que hay que asear cuidadosamente para que no se deteriore o dé sabores amargos a la comida.

La freidora sin aceite es el doble de costosa que una freidora normal y solo porque no consigue alimentos auténticamente fritos, no son igualmente de deliciosos como los que se fríen con abundante aceite.